Riqueza MEditerranea.

Close
Riqueza Mediterranea B B

España

¿Por qué invertir en España?

1.- Es el momento de las oportunidades.

. Los precios de los inmuebles están cayendo con más rapidez que los alquileres, lo que ofrece a los inversores interesantes rentabilidades, hay activos seguros en zonas prime (es decir, en las mejores ubicaciones de las principales ciudades de España), y que suelen proporcionar altas rentabilidades, disponibles para aquellos inversores que busquen desinvertir en tres o cinco años, cuando la recuperación tire de los precios.

2.- Un buen marco legal para invertir.

España cuenta con un marco legal favorable para los inversores extranjeros, ya que la normativa española ha adaptado las reglas de inversión extranjera a un sistema liberal, sin distinción entre los residentes de la UE y los no residentes en la UE. BNP Paribas estima que la estabilidad del marco normativo español junto con las oportunidades de inversión que brinda el mercado inmobiliario atraerá a inversores de todo el mundo.

3.- Reformas actuales.

Las reformas actuales incluyen recortes en el gasto público, privatización de industrias e impulso de la competitividad a través de la reforma del mercado laboral. además, se suma la reestructuración del sector bancario, con la que el banco de España busca impulsar la confianza en el sistema financiero, esto es un paso imprescindible para que los inversores recuperen la confianza y de esta manera pueda captarse inversión a largo plazo.

4.- Importante sistema de infraestructuras.

Se destacan las buenas comunicaciones que hay en España, tanto por las autovías, como por los aeropuertos o puertos, unas infraestructuras promovidas para atraer al turismo. a esto hay que sumar el eficiente y renovado transporte públicos de las principales ciudades del país.

5.- Una puerta a Europa, a América Latina y al norte de África.

Dada su ubicación privilegiada, España ha jugado un papel clave en las relaciones comerciales entre Europa y América Latina, también sirve de puente con el norte de África y una puerta al comercio en el mar mediterráneo. los puertos de Algeciras, Valencia, Cartagena y Barcelona están entre los principales puertos europeos en términos de tráfico marítimo.